NacionalesY la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía: Cantan contra la violencia de genero

Es feminicidio Impunidad para el asesino. Es la desaparición. Es la violación.

 

Aguascalientes, Ags. Sábado 30 de Noviembre – “Noviembre; mes en el que se conmemora el aniversario de la Revolución Mexicana”.

Redacción:

Previo ensayo, las participantes, entre quienes había niñas, avanzaron desde la Alameda Central hacia la Plaza de la Constitución, donde cantaron: “El patriarcado es un juez, que nos juzga por nacer y nuestro castigo es la violencia que no ves”.
A continuación la letra del canto feminista “Un Violador en tu camino” que se hizo mundialmente famoso y que ha sido replicado en muchos países:
El patriarcado es un juez, que nos juzga por nacer y nuestro castigo es la violencia que no ves. El patriarcado es un juez, que nos juzga por nacer y nuestro castigo es la violencia que ya ves.
Es feminicidio Impunidad para el asesino. Es la desaparición. Es la violación.
Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía. Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía. Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía.Y la culpa no era mía, ni dónde estaba , ni cómo vestía.
El violador eras tú. El violador eres tú.
Son los pacos (policías). Los jueces. El Estado. El presidente. El Estado opresor es un macho violador. El Estado opresor es un macho violador.El violador eras tú. El violador eres tú.
El canto concluye:
Duerme tranquila, niña inocente, sin preocuparte del bandolero, que por tus sueños dulce y sonriente vela tu amante carabinero. El violador eres tú El violador eres tú El violador eres tú El violador eres tú.
Ensayan previo a presentación en el Zócalo del performance “Un violador en el camino”
Momentos previos al inicio del performance, cientos de mujeres ensayaron en la Alameda Central de la Ciudad de México. Unidas, cantaron en coro la canción que hicieron famosa las feministas chilenas.
El grito de “Ni una más ni una más, ni una asesinados más” resonó en la calle 5 de Mayo, luego de que un contingente de miles de mujeres abandonara la Alameda Central para avanzar por las calles del Centro Histórico y manifestarse contra los feminicidios.
“El caso de Abril es uno más, una prueba más, mientras nos manifestábamos el lunes a ella la asesinaban”, dijo mientras caminaba a paso veloz Vanessa, quien levanta un paliacate verde.
Sin causar desmanes, más que el cierre calles, las mujeres avanzaron hacia el Zócalo capitalino, con la protección de mujeres policías, quienes abunden con escudos.

Redacción La Verdad del Centro

Notas relacionadas

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ author }}