InternacionalesSaludMujer antivacunas dice haber repartido paletas con viruela

"¡Así que ahora mi hermoso hijo [nombre] tiene varicela y hemos decidido ayudar a los otros con inmunidad natural este Halloween!" escribió Walker.

Aguascalientes, Ags. Martes 05 de Noviembre – “Noviembre; mes en el que se conmemora el aniversario de la Revolución Mexicana”.

Redacción:

La mujer australiana, quien se identifica a sí misma en internet como Sarah Walker RN, compartió en un grupo privado de Facebook llamado “No a la vacunación obligatoria” que su hijo, cuyo nombre se menciona, contrajo varicela y que ella planeó “ayudar” a otros niños de la comunidad propagando el virus a través de un caramelo.
“¡Así que ahora mi hermoso hijo [nombre] tiene varicela y hemos decidido ayudar a los otros con inmunidad natural este Halloween!” escribió Walker. “Tenemos el paquete abierto y listo, y estamos ansiosos por ayudar a otros miembros de la comunidad”.
El mensaje de Walker fue compartido por Light for Riley, una página dedicada a proteger a los “niños y familias frente a enfermedades que se puedan prevenir con vacunas” en homenaje a Riley Hughes, un niño que murió trágicamente por tos ferina en marzo de 2015.
¿Has visto alguna vez algo que te eriza la piel al instante?
Cómo es esto:
1. Te emocionas con el hecho de que tu hijo se haya contagiado con el virus de la varicela
2. Haces un plan para contagiar a propósito a los hijos de otra gente sin que lo sepan distribuyendo caramelos contaminados en la comunidad por Halloween
3. Se regodea en un grupo antivacunas en Facebook
Y ahora la guinda del pastel;
¿Ves esa RM cuyo nombre completo hemos borrado a propósito?
Eso significa Enfermera Registrada (Registered Nurse, en inglés).
La mujer responsable de este post afirma trabajar como enfermera en un hospital infantil de Brisbane.
No suelo quedarme sin palabras, pero casi me pasa con esto.
-Papá de Riley
P.D.: es muy posible que esta persona en realidad no sea una enfermera, sino que se haga pasar por enfermera.
En su página de Facebook, Walker afirma trabajar como enfermera registrada en el “Hospital Real Infantil de Brisbane”. Sin embargo, Queensland Health, empresa matriz del hospital –que en realidad está situado en Melbourne, no en Brisbane– confirmó que nunca fue empleada de sus instalaciones médicas.
“No hay personas con ese nombre que trabajen o hayan trabajado como enfermeras registradas para Queensland Health”, escribió una portavoz en Facebook. “Es un tema grave y se ha informado a la policía, quienes han iniciado una investigación”.
Más tarde, Walker recurrió a Facebook para redoblar su argumento, a pesar de la reacción negativa generalizada en Internet.
“Queridos trolls de Internet”, escribió. “Creen que hacen lo correcto juzgándome e intentando denunciarme y criticarme. No me importa. La salud y el bienestar de mi hijo tiene mucho más valor que cualquier trabajo”.
“Dicen que soy ruin y asquerosa por hacer algo que cientos de miles de padres ya han hecho antes”, siguió. “¿Cuántas veces ven niños dejados en la guardería o la escuela que están claramente enfermos y son contagiosos? ¡Exactamente!”.
“Y yo ofrezco inmunización de por vida por el precio de un par de ampollas y algunos días sin ir a la escuela”, añadió.
Afortunadamente, ya sea que Walker ideara su propio plan o ya existiera previamente, Queensland Health dijo a News.com.au que el riesgo de contagio de varicela sería muy bajo, dado que el virus no sobrevive mucho tiempo en superficies.
Aunque si Walker fuera acusada de manipular alimentos o decir cosas falsas para hacerlo, podría enfrentarse a muchos años de prisión.
En septiembre de 2018, el parlamento de Australia aumentó el período de encarcelamiento a 15 años para cualquier persona condenada por contaminar alimentos. Ocurrió luego de que se encontraran agujas en fresas y otras frutas, epidemia que aterrorizó al país, según informó Reuters.
La ley criminaliza incluso falsas afirmaciones sobre la manipulación de alimentos, delito que ahora se castiga con hasta 10 años de cárcel.

Redacción La Verdad del Centro