AguascalientesCuriosidadesHISTORIAS DEL PANTEÓN DE LA SALUD

En este lugar ocurren cosas que «nadie puede explicar», según nos señala Héctor. Aunque él se ha acostumbrado y dice no sentir miedo alguno

Aguascalientes, Ags. Sábado 02 de Noviembre – “Noviembre; mes en el que se conmemora el aniversario de la Revolución Mexicana”.

Redacción:

Un trabajador con más de dos décadas de antigüedad narra sucesos «inexplicables» que ocurren en este cementerio

Héctor Olallo de León tiene 25 años de servicio en el Municipio de Aguascalientes, más de dos décadas de satisfacción y de trabajo ininterrumpido, siempre sirviendo a la sociedad de Aguascalientes.

Se encarga del Panteón de La Salud, que se encuentra en el Barrio del mismo nombre. Este cementerio abre sus puertas de lunes a viernes de 7:00 a 15:00 horas, y los domingos de 10:00 a 14:00.

En este lugar ocurren cosas que «nadie puede explicar», según nos señala Héctor. Aunque él se ha acostumbrado y dice no sentir miedo alguno, al contrario, siente un gran respeto.

Héctor y sus compañeros de trabajo afirman que alrededor del mediodía, se escucha cómo rezan unas monjas, sus alabanzas y cantos. No saben con qué motivo o para qué. Sólo se sabe que en la Capilla del Panteón hay 85 hermanas religiosas sepultadas.

Otra de las historias que se conocen en este panteón es la de los niños que aparecen. Se dice que hay pequeños que de pronto se dejan ver caminando por las tumbas y los jardines, entre los árboles. “Son niños juguetones”, dice Héctor, “no hay de qué preocuparse”.

A veces la gente que visita el Panteón o los propios trabajadores creen que los niños van acompañados, pero no es así. De pronto desaparecen sin que nadie pueda explicarlo.

Estas y otras historias, sean mitos o leyendas, se cuentan en el Panteón de La Salud, y quién mejor que los propios trabajadores para narrarlas.

El Municipio de Aguascalientes te invita a conocer las tradiciones de nuestra sociedad y a visitar los Panteones Municipales. Llama al 910 30 96 para pedir informes.

https://saladeprensags.com/

Redacción La Verdad del Centro