Tecnología5 problemas que tendrías si tuvieras un smarphone plegable

iFixit también ha dejado claro que uno de los aparentes problemas del Galaxy Fold es que no ofrece la misma resistencia que otros teléfonos del mercado, es decir, si aplicamos más fuerza de la debida es probable que la pantalla que quiebre

Aguascalientes, Ags. Martes 8 de octubre del 2019. “Octubre, su nombre deriva de haber sido el octavo mes del calendario romano. En la religión católica, el mes de octubre está dedicado a la Virgen del Rosario y ángeles de la guarda”.

Redacción:

 

Esta misma semana ha comenzado la preventa del primer teléfono flexible que ha llegado a México como es el Samsung Galaxy Fold, por lo que oficialmente estamos iniciando la era de los smartphones plegables, los cuales parece que serán la tendencia del mercado de los próximos años.

Pero debido a que sus tecnología es nueva es común que de inicio tengamos varios problemas con ellos, de ahí que tanto Huawei como Samsung tuvieron que retrasar los lanzamientos del Galaxy Fold y Mate X por problemas en la usabilidad de los equipos.

Por esa razón vamos a explicar 5 problemas que podrías encontrar al comprar un teléfono flexible.

1- Son muy complicados de reparar
Los teléfonos flexibles tienen un diseño distinto al que las marcas suelen utilizar con otros de sus teléfonos en el mercado, y la prueba de ello es el Galaxy Fold, el cual ya ha sido desmontado por iFixit, que es el sitio más confiable en reparabilidad de dispositivos.

Como es costumbre, iFixit suele analizar la reparabilidad de los equipos otorgando una calificación al final de cada análisis, con ello los consumidores pueden saber qué tan fácil o difícil es reparar un teléfono, y si es más probable que la marca repare algún desperfecto o cambie el teléfono por uno nuevo.

En el caso de los smartphones de Samsung, normalmente tienen una calificación de reparabilidad que oscila en promedio es de 4 puntos, sin embargo, el Galaxy Fold es tan complicado de reparar que sólo obtuvo 2 puntos en reparabilidad.

Esto parece que no será un problema exclusivo de Samsung, sino que probablemente nos encontremos con el mismo problema en el Huawei Mate X y los demás modelos que lleguen en los próximos meses, como es el caso del Motorola RAZR flexible.

iFixit destaca que cambiar o reparar varios componentes del teléfono pueden terminar por dañar la pantalla flexible, algo que no sucede con los teléfonos “normales”, de ahí que pasemos al siguiente punto en contra.

2- No son tan resistentes como nos gustaría
iFixit también ha dejado claro que uno de los aparentes problemas del Galaxy Fold es que no ofrece la misma resistencia que otros teléfonos del mercado, es decir, si aplicamos más fuerza de la debida es probable que la pantalla que quiebre.

De hecho fue por temas de resistencia que el Galaxy Fold sufrió algunos cambios antes de ponerse a la venta, y aunque Huawei no ha dado muchos detalles del por qué su Mate X sufrió un retraso importante, si se mencionó que se hicieron mejoras en su resistencia.

Pare que esto seguirá siendo un problema hasta que la tecnología esté lo suficientemente avanzada como para ofrecernos teléfonos con componentes que de verdad puedan doblarse de un lado a otro sin temor a que se rompan con facilidad.

La ventaja que tendremos con el Galaxy Fold es que la firma regalará Samsung Care+ Protection por un año, el cual les ofrecerá un costo preferencial en la reparación de pantalla por algún accidente.

3- Puede que no todas las apps estén optimizadas para las pantallas plegables
Fue hasta la reciente versión de Android 10 cuando Google añadió el soporte nativo para los teléfonos flexibles, y aunque es probable que muchas apps estén optimizadas para funcionar bien con teléfonos plegables, es probable que muchas otras no funcionen bien o presenten problemas a la hora de plegar y desplegar el teléfono.

Y es que cada desarrollador tendrá que optimizar sus apps a este tipo de teléfonos, y debido a que no son tan populares (de momento), es probable que muchos tarden algo de tiempo en hacerlo, sobre todo aquellos que no cuentan con mucha gente en sus equipos de desarrollo.

Y es que incluso en el Fold Samsung ha desarrollado una tecnología que permite usar la app desde el mismo punto con el teléfono plegado y desplegado, por lo que probablemente los desarrolladores también tendrán que adaptar esta función a sus apps para que funcionen bien en equipos como el Galaxy Fold.

4- Falta de accesorios
Aunque Samsung ha mencionado que regalará una funda especial hecha con fibra de aramida para el Galaxy Fold, uno de los problemas que nos vamos a encontrar para este modelo, el Huawei Mate X y los demás equipos flexibles es que no parece que muchas marcas de accesorios vayan a lanzar fundas especiales para estos dispositivos.

De hecho por ahora pocas marcas importantes como Spigen ya han presentado un modelo de funda para el dispositivo, pero sin duda que no vamos a poder encontrarlas con facilidad en cualquier tienda departamental.

Otro problema va a ser el de los protectores para la pantalla como las micas de cristal templado, sobre todo porque muchos de estos protectores no son flexibles, incluso las micas de cristal líquido no van a funcionar de inicio en este tipo de dispositivos.

5- Son muy caros
Otro de los detalles a considerar antes de comprar un teléfono flexible es su precio, el costo del Galaxy Fold en México será de $47,999 MXN, y el del Mate X se espera que también supere los 45 mil pesos mexicanos.

Esto es normal debido a lo nueva que es esta tecnología, pero es evidentemente que irán bajando de precio conforme se vayan popularizando en el mercado, por esta razón entre más marcas presenten smartphones flexibles es probable que el precio baje considerablemente el próximo año.

 

https://www.unocero.com

 

Redacción La Verdad del Centro