TecnologíaPor hack a Jack Dorsey, ya no se podrán enviar twits por SMS

Si bien el cambio no es permanente, Twitter no dijo cuándo podría volver esta función. En publicaciones de seguimiento, la red social apuntó que esta acción es parte de su estrategia para abordar las vulnerabilidades en algunos proveedores de red móvil.

 

Aguascalientes, Ags. Viernes 6 de Septiembre del 2019 “este mes es considerado como el mes patrio en México, porque se conmemora la Independencia de México”
Redacción:

Ninguna compañía, individuo, plataforma, servicio u organización está a salvo de un ataque cibernético. Podría ser una de las compañías más grandes del mundo, como WhatsApp, Apple o Amazon. O bien, un simple usuario de algún sitio pornográfico o app de citas. En cualquier caso, parece que una brecha de seguridad está siempre a la vuelta de la esquina. Ni el CEO de Twitter, Jack Dorsey, puede evitar que su cuenta sea manipulada por agentes maliciosos.

Incidentes como el del CEO de Twitter de hecho son muy comunes. En cifras recopiladas por Hosting Tribunal, cada 39 segundos un hacker trata de atacar una cuenta, base de datos o equipo en algún lugar del mundo. Varonis, por su parte, recuerda que, solo en Estados Unidos (EEUU), la cantidad de ciberataques mayores está aumentando en 27 por ciento anual. Norton además añade que el costo promedio de una brecha de seguridad también va en crecimiento.

Así pues, en la guerra por la seguridad cibernética, se trata de una verdadera guerra entre las compañías y los hackers. Conforme se van dando nuevos incidentes, las empresas necesitan modificar sus protocolos de protección y funcionamiento de manera acorde. Además, a medida que se revelan nuevas vulnerabilidades, algunas características de sus plataformas podrían dejar de funcionar por el bien común. Algo que Twitter, desde ahora, sabe muy bien.

 

Después de que la cuenta personal de su CEO fuera hackeada, Twitter ha puesto manos a la obra. En una publicación desde el perfil oficial de soporte, la red social informó de un cambio radical a su plataforma. La compañía deshabilitará una de sus funciones para, según la misma marca, “proteger a las personas”. Específicamente, los usuarios ya no podrán enviar tweets directamente desde un mensaje de texto SMS. Por el momento, el cambio es temporal.

We’re taking this step because of vulnerabilities that need to be addressed by mobile carriers and our reliance on having a linked phone number for two-factor authentication (we’re working on improving this).

— Twitter Support (@TwitterSupport) September 4, 2019

We’ve now turned this feature back on for a few locations that depend on SMS to Tweet. It remains turned off for the rest of the world.

— Twitter Support (@TwitterSupport) September 5, 2019

Si bien el cambio no es permanente, Twitter no dijo cuándo podría volver esta función. En publicaciones de seguimiento, la red social apuntó que esta acción es parte de su estrategia para abordar las vulnerabilidades en algunos proveedores de red móvil. Asimismo, se planea reestructurar su sistema de identificación de dos pasos para que sea menos dependiente de un número telefónico. Se aseguró también que el servicio se reactivó para algunos países.

¿Por qué necesita pasarle a los CEO para que las marcas entiendan?
De acuerdo con Mashable, por varios años años se le había advertido a Twitter que la forma como se integraba con SMS era poco segura. No fue sino hasta el hackeo de la cuenta de su CEO que no se empezaron a tomar cartas en el asunto. Curiosamente, el caso de la red social no es único. Algo similar ocurrió con el reto de los deepfakes y Facebook. No fue sino hasta que Zuckerberg fue víctima de estos contenidos que se empezó a tomar el tema en serio.

En reputación de marca, estos incidentes no son benéficos para las compañías. Al contrario, pueden dar a entender al público usuario que su seguridad o bienestar no son prioridades de negocio. Asimismo, puede dar a entender que la opinión de la audiencia es sistemáticamente ignorada. Si Twitter no actuó al respecto del problema del SMS sino hasta que afectó a su CEO, a pesar de repetidas advertencias, su público no puede sentirse más que despreciado.

También se puede terminar por reforzar un mensaje equivocado entre la audiencia y la industria. Es posible que el hackeo al CEO de Twitter solo haya sido una acción maliciosa sin mayores motivos que hacer daño. Pero el deepfake al fundador de Facebook sí tenía la intención de forzar a la red social a la acción. Es claro que afectar a los líderes de las marcas las motiva a actuar. ¿Realmente es el tipo de idea que se quiere difundir?

https://www.merca20.com

Redacción La Verdad del Centro